fbpx SACAR LA PIEL A LA LUZ | handmade
Blog

“Mejorar el mundo empieza por tí”, Diana Burillo

SACAR LA PIEL A LA LUZ

25 Jun 2018

Una piel suave, con una textura uniforme, firme y lisa, es la piel en la que nos gustaría movernos cada día. Entrada la temporada, con las temperaturas en ascenso y el uso de prendas ligeras, descubrimos más el cuerpo y este deseo se acrecienta. ¿Qué hacer cuando la piel aparece apagada, rugosa y falta de buen tono? En este artículo te desvelamos algunas ideas fáciles de elaborar en casa para que esta primavera/verano te sientas cómodo en tu propia piel empleando ingredientes naturales, efectivos, repletos de propiedades beneficiosas para nuestro organismo y respetuosos con nuestro entorno.

Nuestra piel está formada por varias capas. El estrato córneo, la más externa de ellas, cumple las funciones de mantenimiento de la humedad en la piel y defensa ante los agentes externos, por lo que equilibrarla es prioritario si queremos evitar la deshidratación y la irritación, además de ese aspecto desvitalizado y opaco al que nos referimos en estas líneas.

La piel aparece rugosa e irregular cuando esta capa superficial acumula células muertas incapaces de desprenderse naturalmente, ya sea por exceso de grasa, por envejecimiento o por desequilibrios o trastornos de diversa índole que afectan a esta renovación, ralentizándola.

El uso de exfoliantes corporales nos ayuda a limpiar la piel en profundidad, activar la circulación, favorecer la síntesis de colágeno y eliminar esas células muertas y toxinas que roban la vitalidad a nuestra piel, además de mejorar la recepción, absorción y penetración de los ingredientes activos con los que queramos completar nuestro tratamiento posteriormente.

Es igualmente importante que la fórmula que utilicemos sea adecuada a nuestro tipo de piel y elaborada con ingredientes de calidad y orgánicos, ya que si rompemos la barrera córnea de la piel afectamos a sus funciones principales de defensa y protección, sensibilizándola, haciéndola menos resistente y más vulnerable a la irritación por medio de detergentes, alérgenos y perfumes incluidos en la formulación de la mayoría de exfoliantes convencionales.

Elaborar nuestro propio exfoliante en casa no es una tarea complicada. Cáscaras de frutos como la nuez o el coco, diversas sales y azúcares mezclados con aceites vegetales y esenciales, pueden resultar en un producto efectivo además de sensorialmente placentero, con el beneficio añadido de implicarnos en su preparación en un gesto de autoestima y diversión. Os proponemos 3 recetas diferentes, con ingredientes variados, con las que tratar las distintas zonas del cuerpo obteniendo excelentes resultados.

 

Exfoliante Corporal Especiado con Azúcar Moreno y Coco.

Esta receta es una auténtica delicia para los sentidos gracias a la mezcla de especias y aromas empleada en su elaboración, ligeramente picante. El azúcar moreno es un exfoliante suave ya que sus cristales son más redondeados y se disuelven con facilidad, mientras que la cáscara de coco, más firme, nos ayudará a reparar las zonas más dañadas. Ambas partículas son fáciles de mezclar en una base vegetal de Aceite de Jojoba, un aceite que nos ayuda a equilibrar el manto hidrolipídico, seborregulando la piel. Añadiendo una cucharada de especias como la canela, la pimienta y el jengibre, aportamos a nuestra mezcla unas notas picantes que además nos ayudarán a elevar la temperatura corporal, depurar y desinflamar el cuerpo.

  • 1 taza de Azúcar Moreno
  • ½ taza de Cáscara de Coco
  • 1 cucharada de mezcla de especias: Canela, jengibre, pimienta
  • 4 cucharadas de Aceite Vegetal de Jojoba
  • 3 gotas de Aceite Esencial de Naranja.

 

Exfoliante Refrescante para Pies y Piernas ligeros.

Después del invierno, época en la que los pies han permanecido ocultos dentro de botas y zapatos cerrados, es necesario que prestemos atención a nuestros pies, preparándolos para la temporada de sandalias y paseos descalzos por la playa. La combinación de sales de Epsom, ricas en Magnesio, y Aceite de Oliva, nos ayudará a mantener la piel hidratada, sin asperezas ni sequedad. Además, los aceites esenciales de menta y limón, nos aportarán una sensación de frescor bienvenida en la época estival. Mezcla los siguientes ingredientes en un bol y aplica la mezcla sobre pies y piernas, con movimientos circulares continuos, masajeando. Introduce posteriormente los pies en agua tibia y disfruta de la ligereza que esta fórmula deja en tus piernas y pies.

  • ½ taza de Sales de Epsom.
  • 1 taza de Aceite de Oliva de primera presión en frío.
  • 2 gotas de Aceite Esencial de Menta.
  • 1 gota de Aceite esencial de Limón.

 

Exfoliante de Avena y Almendras para Pieles Irritadas y/o Sensibles.

Este exfoliante es ideal para las pieles secas, sensibles o irritadas. También es muy útil para reparar la piel después del sol, ya que la avena molida ayuda a calmarla y suavizarla. Además, el aroma a lavanda nos invita a relajarnos y a sentirnos en paz con nosotros mismos. Mezcla bien los ingredientes hasta obtener una pasta homogénea y aplica sobre la piel en un lugar tranquilo, con música relajante y agua atemperada, para disfrutar de los beneficios plenamente.

  • 1 taza de harina de avena/copos de avena molidos.
  • ½ taza de Azúcar Moreno.
  • 4 cucharadas de Aceite de Almendras Dulces.
  • 3 gotas de Aceite Esencial de Lavanda.

 

 

 

Suscríbete a nuestra newsletter